Detectives anti-COVID-19: A juicio de los restauradores, el 'cliente misterioso' aporta un testeo de la calidad del servicio